Depositos GLP para autocaravanas

 

Los depósitos fijos de gas licuado de petróleo (GLP) son el sistema generalizado en Europa para la recarga de gas en autocaravanas y campers, ya que además de almacenar mayor cantidad de combustible y garantizar un uso más efectivo, permiten su recarga de forma rápida y práctica en gasolineras. Para viajar a Europa es una necesidad inmediata, pero su generalización a nivel nacional, hacen de este sistema un referente en España a corto plazo.

CONTEXTO DEL SISTEMA GLP

El clásico sistema de almacenamiento de gas en bombonas (naranjas) de butano, supone un problema a la hora de viajar a Europa si nos quedamos sin suministro, ya que en el resto del Viejo Continente se emplea el depósito GLP para almacenamiento y recarga de gas en autocaravanas y campers. Dicho sistema consiste en la instalación de un depósito fijo de aluminio que se recarga a través de una boca exterior en gasolineras de forma similar al llenado de combustible. Por todo ello, no contar con dicha instalación supondrá tener que contar con un mayor número de bombonas de butano tradicionales, para evitar problemas a la hora de cambiarlas fuera de nuestro país.

Debemos saber que existen 5 modalidades de bocas exteriores diferentes en los países europeos para la recarga de gas, por lo que una vez instalado el sistema GLP, deberemos seleccionar el tipo que requiere el suministro donde nos encontremos. Que no cunda el pánico, tan sólo hay que girar la rosca de la boca exterior para pasar de un tipo a otro.

No obstante, este es el primer problema inmediato por el que muchos autocaravanistas y campers optan por la instalación de este depósito de gas, pero el sistema GLP cuenta con una serie de ventajas en cuanto a practicidad y funcionalidad:

  • Permite un mayor almacenamiento de gas (23 kg de almacenamiento en el depósito GLP frente a 13kg de la bombona de butano).
  • No hay que cambiar la botella, tan sólo recargar el gas en un surtidor.
  • La recarga en gasolineras supone un coste inferior a la tradicional botella de butano (11 euros por recarga GLP frente a 13 de una bombona de butano).
  • El Sistema GLP ofrece una mejor racionalización en el consumo de gas.
  • Lleva incorporado un indicador que informa de cuanto gas queda en el interior del depósito.

 

ASPECTOS LEGALES

Hay que tener muy en cuenta que la instalación de este sistema de almacenamiento y recarga de gas conlleva varios certificados emitidos por una empresa instaladora homologada de gas a nivel nacional.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies